''Foodwatch'' alerta: las multinacionales hacen publicidad casi exclusivamente de ''comida basura'' para niños - Alianza por la Salud Alimentaria

”Foodwatch” alerta: las multinacionales hacen publicidad casi exclusivamente de ”comida basura” para niños

  • Médicos y organizaciones de consumidores de toda Europa han pedido que se prohíba de inmediato la publicidad de “comida basura” para el consumo infantil, después de que un reciente estudio de la ONG “Foodwatch” demostrara la supuesta ineficacia de la autorregulación por parte de la industria alimentaria del viejo continente en este sensible asunto. Entre las marcas analizadas figuran Nestlé, Kellogg´s y Danone.

PublicidadInfantilTv4
 

1 de septiembre, 2015. En 2007, las mayores empresas del sector de la alimentación de la Unión Europea (UE) se comprometieron a plegarse a un llamamiento común de parte de las instituciones comunitarias europeas, en el cual les pedían que “cambiarían la forma de anunciar alimentos para niños” en Europa.

También se comprometieron a hacer publicidad de alimentos y productos alimenticios para niños menores de 12 años sólo si el producto en cuestión cumplía con determinados criterios nutricionales.

No obstante, hasta la fecha los principales fabricantes europeos de alimentos hacen publicidad, casi exclusivamente, de productos poco saludables, según acaba de revelar la ONG “Foodwatch”, especializada en el sector de la alimentación.

Danone, Nestlé y Coca-Cola, entre las multinacionales bajo la lupa

“Foodwatch” analizó 281 alimentos producidos por fabricantes alemanes firmantes del “compromiso europeo” (para anunciar alimentos para niños), entre ellos las multinacionales Kellogg’s, Ferrero, Danone, Nestlé y Coca-Cola.

Según el estudio, apenas 29 de esos productos podrían ser comercializados para el consumo infantil, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una dieta equilibrada.

“Con la escenificación de sus compromisos públicos, la industria alimentaria se colocó a la vanguardia de la lucha contra la obesidad y la malnutrición, mientras que, al mismo tiempo, ponía en el mercado toneladas de dulces y ‘comida basura´ dirigidos específicamente al público infantil. Una triste maniobra de relaciones públicas”, aseguró Oliver Huizinga, experto de “Foodwatch”, según informa EurActiv-Alemania.

Entre las empresas que fueron analizadas, McDonald’s y Nestlé obtuvieron resultados relativamente satisfactorios. Casi un tercio de los productos de McDonald´s para niños cumplen los criterios nutricionales de la OMS. En el caso de Nestlé, 11 de los 42 productos estudiados, cumplen con los criterios.

Coca-Cola y PepsiCo obtuvieron peores resultados: ninguna de las dos multinacionales comercializa productos que puedan clasificarse de “saludables”, según la tabla de la OMS.

El “compromiso europeo ha fracasado”

Por otro lado, el estudio revela que la industria alimentaria europea no ha sido eficaz, según apuntan tanto la Sociedad Alemana de Diabetes (DDG) y la “Deutsche Diabetes-Hilfe”, una organización para pacientes aquejados de esa enfermedad.

Los límites nutricionales autoimpuestos (por la industria) fueron demasiado indulgentes, apunta la ONG. En los cereales para niños, se permite un contenido en azúcar del 30%, a pesar de que la OMS recomienda un máximo del 15%.

Ese compromiso a escala de toda la UE prohíbe de hecho los anuncios publicitarios convencionales, pero se sigue permitiendo, por ejemplo, usar personajes cómicos (o de dibujos animados, entre otros) en los paquetes, como “imán” para el público infantil.

El límite de edad fijado en 12 años también es muy bajo, según los médicos germanos, quienes han hecho un llamamiento para que la barrera se coloque en 16 años.

Grandes multinacionales como Dr. Oetker, Haribo, Bahlsen, Ehrmann y Hipp ni siquiera han suscrito ese “compromiso europeo”. “La estrategia de autolimitación, información y educación ha fracasado”, asegura Dietrich Garlichs, director gerente de DDG.

La única solución pasa por una prohibición global

En Europa, los niños viven en un entorno que impulsa a los consumidores a comer alimentos poco sanos y a no practicar suficiente deporte. Están invadidos por publicidad de comida rápida y de bebidas azucaradas, según Garlichs. La clave de una vida sana pasa, apunta el experto, por una dieta equilibrada. Los niños con sobrepeso seguramente se convertirán en adultos con sobrepeso, asegura.

De hecho, la obesidad es una de las principales causas de las enfermedades no transmisibles, entre ellas las patologías cardiovasculares, el cáncer y la diabetes.

Por ello, numerosos expertos europeos en temas de salud y “Foodwatch” han hecho un llamamiento para una prohibición global de la publicidad sobre productos nocivos para la salud, según los nuevos criterios nutricionales de la OMS. Entre los productos en la “diana” se cuentan: el chocolate, las barritas energéticas, la bollería industrial, los zumos de frutas, las bebidas energéticas y los helados.

Un modelo de seguimiento nutricional

En la primavera de 2015, la división de la OMS para Europa publicó un modelo que permitía a los gobiernos establecer categorías en los productos alimentarios como “sanos” o “nocivos”, según criterios homogéneos, y facilitaba la aplicación de prohibiciones basadas en esos resultados.

Stefanie Gerlach, de “Deutschen Diabetes-Hilfe”, considera que ello supone una oportunidad para toda Europa. “En la UE, sólo cuatro países, entre ellos Irlanda y Gran Bretaña, han aplicado hasta la fecha medidas específicas que cumplen los nuevos criterios de la OMS”, explica.

“Debería aprobarse una ley que, de una vez por todas, regulara de manera eficaz la publicidad de alimentos para niños”, agrega por su parte Thilo Bode, otro experto de “Foodwatch”.

La “Declaración de Viena”

En julio de 2013, los ministros de Sanidad de la UE adoptaron la “Declaración de Viena sobre Nutrición y Enfermedades no Transmisibles” en el contexto de Salud 2020.

Esta medida debería reducir la presión que existe sobre los niños por parte del marketing de productos alimentarios no saludables, opinan los expertos. Los ministros europeos del ramo otorgaron a la OMS el mandato de crear un modelo sobre valores nutricionales específicos, que debería convertirse en una herramienta eficaz para que los gobiernos establezcan directrices vinculantes en la materia.

El modelo de la OMS se basa en el principio según el cual no debería hacerse publicidad de aquellos productos que contengan más de 1 gramo por cada 100 gramos de grasas “trans” (hidrogenadas).

Por otro lado, tampoco debería hacerse publicidad de productos cuyo 5% de energía total provenga del alcohol, así como productos básicos en la categoría alimentaria 1 (chocolate, golosinas, barritas energéticas, y postres), 2 (pasteles, dulces y bollería industrial, 4 (zumos de frutas, bebidas energéticas) y 5 (helados).

En líneas generales, según la OMS, siempre se deberían anunciar productos de la categoría 13 (carne fresca y congelada, pollo, pescado y huevos) y 15 (fruta fresca y congelada, verduras y legumbres).

Se debería hacer publicidad de alimentos de otras categorías siempre que no se supere la cantidad máxima de nutrientes esenciales o de energía nutricional por cada 100 gramos, subraya la OMS.

Fuente: www.euractiv.es/noticias/Foodwatch_alerta_las_multinacionales_hacen_publicidad_casi_exclusivamente_de_comida_basura_para_ninos-10565.html.

comments powered by Disqus