¡No te dejes engañar por el empaque! Lo importante es el contenido del producto - Alianza por la Salud Alimentaria

¡No te dejes engañar por el empaque! Lo importante es el contenido del producto

71Empaques
 

Ciudad de México, 1 de junio, 2016. El tipo de envoltura que se utiliza en diferentes alimentos y bebidas ultraprocesadas es parte de una estrategia de mercadotecnia para “enganchar” al consumidor.

En los productos dirigidos a la infancia es frecuente encontrar personajes llamativos como caricaturas y celebridades, colores brillantes y envasados “divertidos”.

También es común encontrar productos que se promocionan como saludables cuando realmente no lo son. Como aquellos que en su envase o envoltura utilizan imágenes de frutas y/o verduras, aun cuando sólo contienen pequeñas cantidades de éstas.

Por ejemplo, la bebida Antiox arándano Del Valle puede confundirse por saludable porque su etiquetado es llamativo, de colores rojo brillante y la botella está cubierta de imágenes de arándanos frescos, pero la realidad es que ¡un envase de un litro contiene 26 cucharadas cafeteras de azúcar!

Los personajes que publicitan un producto, su envoltura o la asociación afectiva que se tenga hacia alguna marca, son motivos que impulsan la compra y selección de unos productos sobre otros.

Un estudio sobre los efectos de la publicidad de comida rápida en las preferencias del gusto en los niños demostró que escogían el producto por el tipo de envoltura y porque “sabían” que era de McDonald’s. Independientemente del tipo de alimento en el empaque, cuando tenían la envoltura de McDonald’s preferían y expresaban que “sabía más rico” el producto, aunque éste fuera zanahorias o hamburguesa.

Actúa: Revisa la información nutrimental del producto, si entre sus primeros tres ingredientes tiene azúcar, grasas o sodio quiere decir que tienen altas concentraciones de éstos, por lo que no es recomendable que lo consumas.

____________________

Fuente consultada: Robinson TN, Borzekowski DLG, Matheson DM, Kraemer H. Effects of fast food branding on young children´s taste preferences. Arch Pediatr Adolesc Med 2007; 161(8):792-97

comments powered by Disqus