Sácale provecho al refrigerador y evita desperdicios - Alianza por la Salud Alimentaria

Sácale provecho al refrigerador y evita desperdicios

165refrigerador
 

Por: Constanza Olivares Vázquez

Ciudad de México, 8 de junio, 2016. El refrigerador no es cualquier alacena que sirve para conservar alimentos. Además de mantener nuestra comida fresca por mucho más tiempo, tiene varios compartimientos con diferentes propósitos y temperaturas de acuerdo a su zona.

Almacenar los alimentos en las zonas correctas permite aprovechar al máximo este gran invento.

¿Qué y dónde?

1) Parte superior del refrigerador: el estante de hasta arriba está destinado para aquellos alimentos que ya estén preparados o que no necesiten cocción, como las sobras del día anterior, tortillas, bebidas, carnes frías, purés o alimentos listos para consumir.

Ten en cuenta: Deberás esperar que las sobras de los guisados se enfríen a temperatura ambiente antes de refrigerar.

2) Estantes de en medio hacia abajo: son excelentes para almacenar alimentos que sean más perecederos como lácteos, quesos, yogurt, huevos, mariscos y carnes crudas incluyendo cerdo, pollo y pescado, ya que la temperatura del refrigerador es más baja en éstos.

Ten en cuenta: Limpia y desinfecta constantemente esta zona para evitar que las bacterias que se encuentren en la carne cruda contaminen otros alimentos. Conserva un estante solo para estos productos y no tardes en consumirlos más de 2 días.

3) Juntas, pero no revueltas

Los cajones para frutas y verduras son específicamente para estos alimentos, pero no deben ir revueltas ya que algunas frutas producen una sustancia química que ayuda a la maduración hasta el punto que éstas se echen a perder. Esta sustancia puede contaminar a las hojas verdes como lechuga, espinacas y otras verduras.

Ten en cuenta: Las frutas, sobre todo las fresas y las moras, es mejor lavarlas y desinfectarlas justo antes de consumirlas, ya que si se desinfectan mucho antes no se aprovechan sus nutrimentos al máximo, aun así, no esperes mucho para consumirlas.

4) Puertas

Es la zona más caliente, aquí deberías almacenar condimentos y otros productos que no sean tan perecederos. Trata de no guardar lácteos y huevos en esta zona.

5) Congelador

En este espacio se deberán guardar los productos que ya vienen congelados, nunca deberás congelar de nuevo algo que ya se descongeló. Las frutas y verduras congeladas no pierden sus propiedades y son una buena opción para consumirlas frecuentemente. Incluso puedes conservar el pan y las tortillas o porcionar comidas como caldos y frijoles para prolongar su consumo.

Ten en cuenta: El aire frío debe circular bien, intenta no llenar tu refrigerador al máximo para conservar mejor los alimentos.

Actúa: Sigue estos consejos para mantener tus alimentos más frescos, evitar desperdicios y cuidar tu bolsillo.

____________________

Fuente consultada: Eat right. Academy of nutrition and dietetics. 23 de junio 2015 Disponible en: www.eatright.org/resource/homefoodsafety/four-steps/refrigerate/storage-in-the-fridge

comments powered by Disqus