Una plática llena de sabor y colores puede cambiar la salud de niños y niñas - Alianza por la Salud Alimentaria

Una plática llena de sabor y colores puede cambiar la salud de niños y niñas

96-tip-frutas-y-verduras-ninios
 

Ciudad de México, 21 de abril, 2017. ¿Has preguntado a tus hijos e hijas qué frutas y verduras disfrutan más? Si tu respuesta es no, puede ser una de las razones por las que encuentras un momento difícil cada vez que quieres que terminen un plato de fruta, una ensalada o una sopa de verduras

Comer verduras y frutas es saludable, pero en ocasiones no logramos integrarlos a nuestra dieta en la cantidad adecuada, es decir, más de 400 gramos al día, lo que equivale aproximadamente a cinco porciones. En el caso de los niños es común que las rechacen por su sabor y textura.

En ocasiones los adultos limitamos el consumo de frutas y verduras en los niños debido a nuestros propios gustos y preferencias. Por esta razón es importante que platiques con ellos, y se den tiempo para probar diversas verduras y frutas, y así descubrir cuáles son sus favoritas.

Para explorar otras frutas y verduras, además de las que habitualmente consumen, te proponemos utilizar este cuadro que contiene un listado de verduras y frutas de temporada como guía.

Puedes elegir los favoritos dentro de cada color (rojo, amarillo/naranja, verde, morado y blanco) e integrarlos a menús de comidas y refrigerios. Al procurar una variedad de colores estarás obteniendo, también, una gran variedad de nutrimentos.

La meta es hacer del consumo de frutas y verduras un tema de interés para los niños, de manera colorida y divertida.

96TipCuadro5
 

Recuerda que la papa no se considera una verdura debido a su mayor contenido en almidones, que la hacen más parecida a un cereal como el pan.

Actúa: Averigüen juntos, niños y adultos, cuáles son sus verduras y frutas favoritas e inclúyanlas en menús para toda la semana.

____________________

Fuente consultada: Wardle J. Increasing children´s acceptance of vegetables; a randomized trial of parent-led exposure. Appetite 2003;40(2):155-162.

comments powered by Disqus