Grasa trans: la industria se beneficia a cambio de tu salud - Alianza por la Salud Alimentaria

Grasa trans: la industria se beneficia a cambio de tu salud

Las grasas trans son grasas vegetales que cambian su textura líquida por una textura sólida a través de un proceso químico llamado hidrogenación. Muchos alimentos procesados contienen grasas tans, como: galletas, pasteles y pan dulce industrializado, margarinas, pizza congelada, palomitas de microondas, papas fritas industrializadas y cremas para el café

Ciudad de México, 13 de agosto, 2018. El riesgo de adquirir diversas enfermedades se incrementa a medida que los hábitos alimentarios cambian de lo natural a lo procesado.

Infografía Grasas trans: cómo la industria se beneficia a cambio de tu salud

Los alimentos procesados contienen cantidades elevadas de azúcar, sal y grasas.

De este último ingrediente hay cuatro tipos: grasa saturada, monoinsaturada, poliinsaturada, colesterol y grasas trans.

En este espacio hablaremos de los ácidos grasos trans, mejor conocidos como “grasas trans”.

Las grasas trans son grasas vegetales que cambian su textura líquida por una textura sólida a través de un proceso químico llamado hidrogenación.

La industria saca el mayor provecho de este componente, pues mejora la durabilidad, el sabor y la textura de los alimentos para que tengan mayor vida de anaquel y los consumidores prefieran sus productos.

Si bien ofrecen ventajas a la industria de alimentos, las grasas trans tienen efectos negativos para la salud, por ejemplo:

  • Incrementan los niveles del “colesterol malo” y reducen los niveles del “colesterol bueno”.
  • Aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón.
  • Contribuyen a la inflamación y bloqueo de las arterias, lo cual conduce a ataques al corazón.

Se ha establecido que una reducción de apenas un 2% a 4% en el consumo de grasas trans en América Latina y el Caribe podría prevenir entre 50 mil y 230 mil infartos al corazón al año.

El grupo de expertos de la OMS/FAO recomendó que el consumo de grasas trans no supere el 1% del aporte energético alimentario diario.

Si una persona lleva una dieta de 2 mil calorías por día no debe superar el consumo de 2.2 gramos de grasa trans al día.

En los Estados Unidos la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no reconoce como seguras a las grasas trans en alimentos procesados, sin embargo en México todavía es una práctica común usarlos. Por esto es importante estar conscientes de los riesgos y saber qué productos las contienen.

Actúa: Recuerda leer la etiqueta de los productos que consumes y evitar el consumo de alimentos procesados que contengan grasas tans, como: galletas, pasteles y pan dulce industrializado, margarinas, pizza congelada, palomitas de microondas, papas fritas industrializadas y cremas para el café.

____________________

Fuente consultada: OPS. Aceites saludables y la eliminación de ácidos grasos trans de origen industrial en las Américas. Washington, D.C. 2008. 58 pp. Disponible en: http://www.msal.gov.ar/argentina-saludable/pdf/aceites-saludables.pdf
(Fecha de consulta: 10/03/14.)

comments powered by Disqus