Margaret Chan (OMS) menciona a México y reitera recomendación de al menos 20% en impuesto a bebidas azucaradas y enfatiza acciones para afrontar obesidad y diabetes - Alianza por la Salud Alimentaria

Margaret Chan (OMS) menciona a México y reitera recomendación de al menos 20% en impuesto a bebidas azucaradas y enfatiza acciones para afrontar obesidad y diabetes

  • Mientras las refresqueras declaran que no era una recomendación de la OMS aumentar al 20% el impuesto a las bebidas azucaradas, Margaret Chan, la misma directora general de la OMS, reitera dicha recomendación y habla de México.
  • Chan instó a gobiernos a aceptar su responsabilidad con población infantil y ejecutar medidas sin tomar en cuenta el impacto en la industria de bebidas azucaradas y alimentos chatarra.

margaret-chan-oms
 

Ciudad de México, 18 de octubre, 2016. En el discurso de apertura para la 47a. Reunión de la Academia Nacional de Medicina de EEUU, titulado “La obesidad y la diabetes: de desastre a cámara lenta”, Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), enfatizó las acciones que deben seguir los gobiernos para asumir responsabilidad en la protección de su población y sobre todo de los niños para evitar ambientes que lleven a un mayor consumo de bebidas azucaradas y comida chatarra.

Una de las recomendaciones más fuertes de la Comisión de la OMS para poner fin a la obesidad infantil es el llamamiento a los gobiernos para implementar una tasa de impuestos para las bebidas azucaradas, la cual, para ser eficaz, debería aumentar al menos en un 20%.[1]

El informe de la Comisión instó a los gobiernos a aceptar su compromiso de proteger a los niños, incluyendo la responsabilidad de implementar medidas sin tomar en cuenta el impacto que se genere en los fabricantes de alimentos chatarra y bebidas azucaradas. Señaló: “El argumento escuchado tantas veces que los hábitos de vida son una cuestión de elección personal, no se aplica a los niños. La obesidad en los niños es culpa de la sociedad, no la de ellos”.

Durante el discurso, México y su capital fueron citados, debido a la gran preocupación que representan para la OMS. Se dijo que la obesidad en adultos aumentó del 16% de la población de la ciudad en el año 2000 al 26% en 2012. En ese año, el 35% de los niños de la ciudad, de entre 5 y 11 años, eran obesos o con sobrepeso. Para el país en su conjunto, 7 de cada 10 mexicanos tienen sobrepeso, con un tercio de ellos clínicamente obesos.

Por otra parte, y en incongruencia total, la Asociación Nacional de Productores de Refresco y Aguas Carbonatadas (ANPRAC), en un comunicado de la semana anterior, señaló que esta no era una recomendación de la OMS, solamente de un grupo técnico, cuestionando la argumentación de los estudios que vinculan el consumo de bebidas azucaradas como causa de obesidad y diabetes, y advirtiendo que los pobres son los que más afectados, ya que pagan la mayor parte del IEPS en México.

En contraste y en su discurso, Chan comentó que el “crecimiento” y la “modernización económica”, históricamente asociados con mejores resultados de salud, en realidad están abriendo las puertas a la comercialización globalizado de alimentos y bebidas chatarra y si esta tendencia sigue, sobre todo en los países con pocos recursos y lenta respuesta del sistema de salud, una enfermedad costosa como la diabetes puede devorar los beneficios del desarrollo económico del país. Esto es lo que está logrando que muchas personas de escasos recursos enfermen previamente, lo que hace “un desastre en cámara lenta”. Especialistas sugirieron que la modernización y el aumento de los ingresos fueron dando impulso a los rápidos cambios de estilo de vida, incluyendo un cambio de dieta tradicional saludable a dieta occidentalizada.

Al respecto, Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor —organización integrante de la Alianza por la Salud Alimentaria—, señaló: “Los legisladores no pueden ignorar las recomendaciones de la máxima autoridad en salud, que es la OMS, y urge que hagan frente a la industria refresquera y no dejen que se desvíe la atención del daño que causan sus productos para los consumidores. Es indispensable desechar para la toma de decisiones, todos los estudios sin validez que ha presentado esta industria y priorizar hacia la salud de la población, como dice Chan”.

Margaret Chan comentó que para que la diabetes pueda prevenirse se requiere cambiar el entorno en el que las personas toman sus decisiones alimenticias. El gobierno necesita comprometerse con la salud de la población, a partir de valor y persistencia, por lo que es necesario que sea enfático con la industria de alimentos y bebidas.

Además, Margaret Chan señaló que los entornos obesogénicas están determinados por las políticas comerciales internacionales, los subsidios a la agricultura, grandes campañas de publicidad dirigidas a los niños, vestíbulos de cabildeo con poder político y dinero invertido para distorsionar la evidencia científica.

Las recomendaciones que da la OMS para dar lucha a obesidad y diabetes son:

  • Promoción de etiquetado de alimentos que difunde de forma clara azúcares totales, sodio y grasas saturadas, de acuerdo con directrices internacionales.
  • Llamamiento a los gobiernos para implementar impuestos sobre las bebidas azucaradas de por lo menos un 20%.
  • Que gobiernos acepten su responsabilidad de proteger a los niños, incluyendo la responsabilidad de llevar a cabo medidas efectivas, sin tomar en cuenta impacto en los productores de alimentos y bebidas poco saludables.
  • Rechazar el argumento de que los hábitos de vida son una cuestión de elección personal; no se aplica a los niños. La obesidad en los niños es culpa de la sociedad, no la de ellos.
  • Tomar en cuenta las nuevas directrices de OMS para reducir el consumo de azúcares libres a menos del 5% de las calorías diarias.

___________________________________________

  1. www.who.int/dg/speeches/2016/obesity-diabetes-disaster/en.
comments powered by Disqus