Cómo iniciar con éxito la alimentación complementaria después de la lactancia materna exclusiva - Alianza por la Salud Alimentaria

Cómo iniciar con éxito la alimentación complementaria después de la lactancia materna exclusiva

68alimentacion-complementaria
 

México, D.F. 17 de junio, 2014. Para cubrir las necesidades nutricionales de los niños y las niñas es importante que a partir de los seis meses de vida empiecen a alimentarse sin abandonar la lactancia materna.

La alimentación complementaria es una etapa fundamental en la formación de hábitos alimentarios, ya que es cuando los niños y las niñas crean sus preferencias alimentarias, las cuales continuarán durante toda su vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los lactantes reciban alimentos complementarios a partir de los seis meses de vida, consumiendo aproximadamente 200 kcal al día provenientes únicamente de los alimentos, dos o tres veces al día y posteriormente incrementar paulatinamente la frecuencia y cantidad de alimentos.

Es importante en esta etapa tener en cuenta:

  1. Continuar con la lactancia materna: por lo menos hasta los dos años de vida para garantizar un crecimiento y nutrición óptimos.
  2. Dar un alimento nuevo a la vez: de esta forma identificarás si tiene alguna reacción alérgica o le causa algún malestar el nuevo alimento.
  3. Probar un alimento diferente cada semana: para dar tiempo al niño o la niña de que se familiarice con el sabor del nuevo alimento y que lo acepte.
  4. No añadir sal ni azúcar: es mejor que le permitas conocer el sabor natural de los alimentos. Recuerda que si se acostumbran desde etapas tempranas a sabores intensamente dulces o salados, lo seguirán buscando a lo largo de la vida.
  5. No recurrir a papillas industrializadas: estos alimentos contienen altas cantidades de azúcares añadidos o sal, lo cual deformará su gusto y sus preferencias alimentarias.
  6. Permitir que juegue con la comida: es importante que, al comer, los bebés utilicen los cinco sentidos para que aprendan a disfrutar de la comida y para que conozcan todas las texturas, olores, sabores, colores y ruidos que se pueden hacer con los diferentes alimentos.

A continuación, te proponemos una guía para iniciar con éxito la alimentación complementaria.

68CuadroTip

Hay que destacar la importancia de retrasar hasta el año de edad aquellos alimentos más alergénicos, como fresa, kiwi, durazno o frambuesa, para darle tiempo al bebé de que produzca todas las enzimas necesarias para la digestión y de esta forma reducir el riesgo a que desarrolle alguna alergia alimentaria.

También, se recomienda esperar a que el bebé cumpla un año de edad para empezarle a dar algunas verduras, como las espinacas o las acelgas, por su alta carga de minerales, así como la col, coliflor, pepino, brócoli y betabel, para evitarle cólico o gases.

Actúa: Al iniciar la alimentación complementaria recuerda que tu bebé marcará el ritmo y la cantidad. Cuando cumpla un año ya estará listo para poder comer prácticamente todos los alimentos.

____________________

Fuente consultada: Organización Mundial de la Salud. Alimentación complementaria.
Disponible en: www.who.int/nutrition/topics/complementary feeding/es/.
(Fecha de consulta: 16/06/14.)

comments powered by Disqus