Derecho al Agua - Alianza por la Salud Alimentaria

Derecho al Agua

El agua es indispensable para tener una vida digna y, por lo tanto, se relaciona con otros derechos, entre ellos, el derecho a la salud y a la alimentación.

A pesar de esta trascendencia y de los compromisos normativos internacionales y nacionales que obligan a garantizar su disponibilidad, en México hay muchas personas que no tienen acceso a ella o que pasan muchas dificultades para conseguirla.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares 2017, casi 8 millones 500 mil de éstos no reciben agua diariamente. Además, poco más de 2 millones de hogares deben conseguirla y acarrearla de lugares externos, como una llave pública, otra vivienda, una pipa, un pozo o de ríos, lagos o arroyos.1

Esta situación se vincula con muchas problemáticas estructurales como: la falta de manejo sustentable del líquido, su distribución y acceso desigual en el territorio, la tendencia privatizadora de los servicios de distribución, la contaminación de los cuerpos de agua, la inexistencia de mecanismos para involucrar a la población en su gestión, el desperdicio del líquido y la falta de una cultura para su cuidado.

Actualmente, es preocupante que en varios lugares del país se priorice el aprovechamiento del agua y la construcción de infraestructura hidráulica para minas, extracción de hidrocarburos (fracking), complejos hoteleros, generación de energía, la industria y la agroindustria, por sobre los usos personal, doméstico y para la producción de alimentos de autoconsumo o en pequeña escala.2

Ante este panorama, es indispensable conocer y exigir el derecho humano al agua, reconocido como parte del derecho a un nivel de vida adecuada en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ratificado por México, y como un derecho independiente, en el artículo 4 constitucional.

El derecho al agua implica que todas las personas puedan disponer de forma continua, para su uso personal y doméstico, de agua potable que sea suficiente y segura para su salud. El agua debe ser aceptable en cuanto a su olor, color y sabor.

Además, las personas deben tener fácil acceso geográfico y económico al líquido, lo que quiere decir que no recorran grandes distancias para conseguirlo o se vean amenazados en su integridad física cuando lo acarreen, y que por su distribución no paguen cantidades que les impidan satisfacer otras necesidades.

Por otro lado, como ya se mencionaba, el ejercicio del derecho al agua es indispensable para el goce del derecho a la salud, pues permite que las personas puedan mantener condiciones de higiene e hidratación. Así como para la realización del derecho a la alimentación, puesto que es primordial para la producción y preparación de alimentos.

Para que el derecho al agua y los derechos interdependientes puedan ser satisfechos, el líquido vital debe considerarse un bien social y cultural, no una mercancía.3 Bajo esta premisa, el Estado tiene la obligación de contar con un sistema de suministro y gestión del agua sustentable, y que permita a las personas tener acceso a ésta, sin discriminación y pagando por sus servicios bajo el principio de la equidad.

Además, de dicha obligación fundamental, el Estado debe abstenerse de estorbar el ejercicio del derecho a las personas que ya lo disfrutan.

Adicionalmente, está obligado a proteger el derecho de violaciones de terceros, como las empresas, que, por ejemplo, pueden contaminar el agua y privar a las personas o comunidades de ella.

Por último, también debe garantizar el derecho a todos aquellos sujetos que, por causas ajenas a su voluntad, no pueden hacerlo por sus propios medios.

Ante los problemas que se han mencionado y una vez que se conoce el contenido fundamental del derecho al agua, para defenderlo, debemos exigir:

  • Justicia y equidad en la distribución y acceso a servicios de agua de calidad para todas las personas.
  • La prioridad de los siguientes usos del agua: personal, doméstico y para producción de alimentos de subsistencia o a pequeña escala.
  • Medidas para el manejo sustentable del recurso hídrico, por ejemplo, la realización de programas para crear una cultura de cuidado del agua por parte de la sociedad.
  • El fortalecimiento de mecanismos para la transparencia y rendición de cuentas sobre su uso por parte del Estado, en sus diversas instancias, y la industria.
  • Medidas para detener y revertir los procesos de privatización de los servicios de agua, la construcción de presas y la contaminación de cuerpos de agua.
  • La creación de nuevas leyes y políticas a favor de la participación plural en la toma de decisiones sobre la gestión del agua.
  • Medidas para contar con agua en todas las casas, comunidades, escuelas, así como en los espacios públicos, como elementos indispensables para la dignidad y la salud humanas.


1 Inegi. Encuesta Nacional de Hogares 2017. México, 2018, págs.14 y 29. Disponible en https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/enh/2017/doc/enh2017_resultados.pdf
2 Véase ONU. Declaración de final de misión del Relator Especial sobre los derechos humanos al agua y al saneamiento, Sr. Léo Heller. Visita a México. 12 de mayo de 2017. Disponible en https://www.ohchr.org/SP/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=21608&LangID=S y AA.VV. Informe sobre las violaciones a los derechos humanos al agua potable y al saneamiento en México (Informe DHAyS). Presentado al Relator Especial de Naciones Unidas sobre los derechos humanos al agua potable y al saneamiento en ocasión de su Misión a México en mayo de 2017. Versión revisada y editada en 2018 para su difusión. Rosa Luxemburg Stiftung. México, 2018, págs.31-32, 70-85 y 122-126, disponible en http://www.comda.org.mx/wp-content/uploads/2019/01/informe_DHAyS-2da-edicion.pdf
3 ONU. E/C.12/2002/11. Observación General No. 15. El derecho al agua (artículos 11 y 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales). 20 de enero de 2003. 29º período de sesiones, p. 5, párr. 11.

Artículos Relacionados

Bebidas azucaradas especialmente dirigidas a niños y niñas sobre la mesa

Industria de bebidas azucaradas uno de los mayores atentados a la salud de los mexicanos

El consumo de bebidas azucaradas provoca la muerte de alrededor de 40 mil personas al año en México
Leer más»



Banner ilustrado con la leyenda Alimentación, inflamación y sistema inmunológico en tiempos de Covid-19 El caso de las bebidas azucaradas

El alto consumo de bebidas azucaradas y comida chatarra aumenta vulnerabilidad frente al COVID-19, señalan expertos

La mala alimentación, basada en bebidas azucaradas y comida chatarra, debilita nuestro sistema inmunológico; una dieta saludable con base en verduras, frutas, granos enteros, fortalece este sistema
Leer más»



Logo Consumers International

Declaratoria de Consumers International ante la pandemia de COVID-19: priorizar derechos de los consumidores y su salud, así como el cambio hacia el consumo y la producción sostenibles

En respuesta a la crisis pandémica de COVID-19, los miembros de Consumers International en 100 países piden un enfoque en la protección y el empoderamiento de las personas en el
Leer más»



Etiquetado frontal de advertencia en productos

Llama CNDH a autoridades y empresas a privilegiar el interés superior de la niñez y adolescencia en las decisiones sobre el etiquetado frontal de alimentos

Sostiene que los problemas de sobrepeso y obesidad en México deben atenderse en términos del respeto de los derechos humanos
Leer más»



Cooperativas escolares en México, donde aún se venden alimentos y bebidas chatarra en escuelas de educación básica

Políticas públicas aisladas frenan combate al sobrepeso en escuelas, afirma activista

Persiste venta de comida chatarra
Leer más»



Seminario: sobrepeso, obesidad y diabetes: efectos sobre la competitividad del país

En México libramos una guerra diaria contra sobrepeso y obesidad: Zoé Robledo

El titular del IMSS indicó que estas estrategias son: promover la alimentación correcta, la práctica diaria de actividad física y el fomento de entornos saludables
Leer más»



Yitic Altos de Chiapas cocacolizada

Somos lo que bebemos: impacto de las bebidas azucaradas en los pueblos originarios de Chiapas

Chiapas es la región del mundo donde más se consume Coca-Cola
Leer más»



El representante de la UNICEF, Christian Skoog. Foto: Benjamín Flores

La Unicef celebra aprobación del etiquetado frontal en alimentos y bebidas

Unicef celebró la decisión del Senado de aprobar la minuta del etiquetado frontal de advertencia para alimentos y bebidas ultraprocesadas, aunque aclaró que el siguiente paso es elaborar una norma
Leer más»



Puesto callejero con alimentos chatarra

Un mundo de comida chatarra

En el mundo ya hay más personas obesas que hambrientas. América Latina, una de las regiones más afectadas, se ha convertido en un laboratorio de la lucha contra los alimentos
Leer más»



Refrescos en el súper

Piden funcionarios y ONGs que impuesto a refrescos sea del 20%

Funcionarios del sector Salud y representantes de organizaciones de la sociedad civil señalaron que dicho impuesto debería destinarse a prevenir la obesidad y sobrepeso
Leer más»