El nuevo etiquetado identificará ingredientes poco saludables: Simón Barquera - Alianza por la Salud Alimentaria

El nuevo etiquetado identificará ingredientes poco saludables: Simón Barquera

  • El nuevo etiquetado exigirá menor tiempo de interpretación en comparación con el etiquetado actual, lo que será un apoyo para que los consumidores elijan productos con un contenido nutricional favorable, dijo el investigador del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). El Congreso aprobó reformas para cambiar el etiquetado de alimentos y bebidas industrializadas, la Alianza por la Salud Alimentaria espera que entren en vigor a mediados de 2020.

Taller para medios de comunicación organizado por la Alianza por la Salud Alimentaria

Alhelí Montalvo | 24 de octubre 2019. El nuevo etiquetado en alimentos y bebidas industrializadas que se comercializan en México permitirá a los consumidores identificar de forma simple los ingredientes poco saludables. El nuevo etiquetado proyectará de manera directa, fácil y sencilla los nutrimentos críticos del producto, dijo Simón Barquera Cervera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Barquera es miembro de la Alianza por la Salud Alimentaria, que esta semana consiguió que el Congreso de la Unión aprobara una reforma para modificar el etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas. La reforma, en términos generales, señala que se aplicará un nuevo etiquetado de lado frontal a los productos que permita al consumidor saber si contiene altas cantidades de sal, azúcares y grasas saturadas, entre otros ingredientes.

Las especificaciones generales que no se establecieron en la ley sobre etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas que aprobó el Congreso de la Unión quedarán determinadas en las modificaciones de la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010.

El nuevo etiquetado exigirá un menor tiempo de interpretación en comparación con el etiquetado actual, lo que será un apoyo para que los consumidores elijan productos con un contenido nutricional favorable. El nuevo etiquetado ayudará a que los consumidores tomen decisiones más saludables, dijo Barquera durante un taller para medios de comunicación organizado por la Alianza por la Salud Alimentaria en donde se habló sobre la ley del nuevo etiquetado y las modificaciones a la NOM-051, la cual está en proceso de consulta pública que durará 60 días.

Según los resultados de un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), tanto la población adulta como la población infantil de México tuvieron una mayor comprensión de la propuesta de nuevo etiquetado, compuesta por octágonos que identificarán el exceso de calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio en los alimentos industrializados, un sexto elemento diseñado para la población infantil será la identificación de edulcorantes y cafeína.

Un cambio relevante que se propone en la norma es la sustitución del concepto “Alto en…” por el de “Exceso de…”, ya que los infantes mostraron una mayor facilidad para clasificar los productos más y menos saludables con esos nuevos términos, dijo Barquera.

Paulina Magaña, investigadora de la Alianza por la Salud Alimentaria, resaltó que este nuevo etiquetado tiene la base del modelo a partir de nutrientes. Este modelo, dijo, sigue las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y tiene un enfoque para prevenir la obesidad.

Con la norma se busca que los productos con más de una advertencia sobre ingredientes poco saludables —también conocidos como nutrientes críticos— no puedan llevar el aval de alguna asociación médica. Estos productos con aval de asociaciones, dijo la investigadora, confunden a los consumidores y hacen pensar que debido a esa recomendación médica son alimentos saludables, cuando no es así.

Magaña dijo que los productos con advertencias deben evitar mensajes en los empaques que resalten ingredientes saludables que los integran, pues esto genera un “efecto distractor” en los consumidores.

La norma también exige que en el nuevo etiquetado se indiquen todos los tipos de azúcar que pueda contener el producto, indicando así los azúcares naturales y los azúcares añadidos.

La norma está dentro del periodo de consulta pública, en el cual se valorarán las opiniones de la sociedad civil, así como de las industrias, con la condición de que dichas objeciones o cambios a la norma tengan un sustento médico. Los participantes de la Alianza por la Salud Alimentaria dijeron que tentativamente la norma podría entrar en vigor a mediados de 2020, aunque los tiempos pueden variar.

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/El-nuevo-etiquetado-identificara-ingredientes-poco-saludables-Simon-Barquera-20191024-0036.html

comments powered by Disqus