Obesos, 85% de choferes; alertan de riesgos - Alianza por la Salud Alimentaria

Obesos, 85% de choferes; alertan de riesgos

  • El sobrepeso incide en el número de accidentes viales porque se reduce la capacidad de reacción, dicen expertos; afecta la seguridad de los usuarios.

obesidad-al-volante
 

Francisco Pazos | 27 de mayo, 2015. Al menos 85% de los operarios de taxis, microbuses y autobuses de transporte público tienen problemas de obesidad o sobrepeso que pudieran incidir como factores en accidentes viales.

Investigadores del Centro para el Fomento de la Educación y la Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México (Cenfes) y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco realizan un estudio para determinar la relación entre las condiciones laborales de los choferes y su estado de salud.

Miriam Téllez, directora del Cenfes, explicó que a partir de ese vínculo es posible seguir una tercera línea de investigación que determine cómo esos factores inciden en la accidentalidad vial en la que están involucrados servicios de transporte público como taxis y microbuses.

El problema con los conductores de estos servicios, explicó Téllez, tiene origen principalmente en tres factores: malos hábitos alimenticios, jornadas de trabajo que en ocasiones llegan a las 12 horas detrás del volante y poco acceso a servicios de salud pública o de seguridad social.

La recién nombrada directora del Cenfes dijo en entrevista con Excélsior que padecimientos como la obesidad y las enfermedades que de ésta derivan, aunado a las malas condiciones laborales que padecen los conductores, provocan dolencias que distraen o reducen los niveles de atención cuando conducen.

Esto, advirtió, puede estar incidiendo en un posible incremento en el riesgo de accidentes ante la reducción de la capacidad de reacción de los operadores del trasporte público concesionado y, en consecuencia, en una disminución en la seguridad de los usuarios.

El proyecto lo encabeza la doctora Silvia Tamez, de la UAM Xochimilco, y busca vincular la parte de las condiciones laborales y cómo éstas afectan el estado de salud de los operadores.

“Nosotros (Cenfes) buscamos lograr una tercera intersección con el índice de accidentalidad a partir de las condiciones laborales que tiene el gremio, cómo incide esto en la salud y en los accidentes que tienen impacto en la ciudad”, indicó la directora.

La también académica apuntó que mientras a nivel nacional la media por obesidad y sobrepeso alcanza a 67% de los operadores de transporte público, en la Ciudad de México este indicador se dispara hasta a 85%.

“Con estas cifras tenemos que estar pensando en que ya se están teniendo problemas de infartos al volante al momento de estar prestando el servicio de transporte público, ya podemos pensar en personas sintomáticas, que todo el tiempo traen una dolencia que no se está atendiendo con oportunidad y que puede decantar en un problema crónico”, dijo Téllez.

La especialista en capacitación a operarios del transporte público aseguró que las dolencias vinculadas con enfermedades tienen un efecto similar al de distractores como el que los choferes viajen con acompañantes, instrumentos y objetos ajenos al vehículo o que beban agua mientras conducen.

Aseguró que desde un dolor de cabeza hasta un padecimiento crónico derivado de la obesidad condicionan los tiempos de reacción, percepción, intelección, emoción y volición, que son los procesos intelectivos y mecánicos que llevan a cabo los conductores de vehículos desde el instante en el que perciben un riesgo o peligro hasta el momento en que reaccionan.

Bajo este panorama, el Cenfes y la UAM Xochimilco llevan a cabo la investigación que permita cruzar ambos indicadores con el objetivo de obtener datos que determinen el porcentaje que corresponde a las enfermedades crónicas como responsables de accidentes y proponer planes para combatirlas.

Para esto, el equipo de investigadores trabaja de forma coordinada con tres estudiantes de la carrera de Medicina con los que se lleva a cabo un proceso de identificación de factores comunes entre el estado de salud de los conductores y la accidentalidad, a partir del estudio de un grupo piloto de operadores.

La directora agregó que otro objetivo de la investigación es modificar las condiciones laborales de los operadores, sus hábitos alimenticios y buscar que exista para ellos acceso a programas de seguridad social.

Fuente: www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/05/27/1095190.

comments powered by Disqus