Cuesta $500 mmdp atender obesidad - Alianza por la Salud Alimentaria

Cuesta $500 mmdp atender obesidad

  • Discuten expertos nuevo etiquetado nutrimental.
  • Advierten en foro sobre afectaciones por consumo de grasas y sodio.

Chico en cuclillas leyendo el etiquetado de un producto en un pasillo del supermercado

Natalia Vitela | 20 de agosto 2019. Al año México pierde 2.2 puntos porcentuales del PIB, es decir, unos $500 mil millones de pesos anuales, por los costos de la atención médica de la obesidad, diabetes y males cardiovasculares, advirtió Ernesto Acevedo, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía.

Pero cuando suman los efectos indirectos de esas enfermedades, esa proporción puede llegar hasta 8% del PIB, alertó durante la Audiencia Pública de Parlamento Abierto en donde se discute el diseño de un nuevo etiquetado frontal nutrimental para la elección de una dieta saludable.

“En Estados Unidos han calculado que la atención de esos padecimientos, el costo anual por la atención médica directa, es de aproximadamente 1.3% del PIB”, detalló en el foro organizado en el Senado.

Por otra parte, Miguel Ángel Navarro, quien encabeza la Comisión de Salud de la Cámara Alta, advirtió que el 60% de los alimentos que consume la población son procesados, altamente calóricos, y que además, en los últimos 15 años creció tres veces el consumo de bebidas azucaradas.

Al respecto, Cristian Morales, representante en México de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señaló que estudios han determinado que el alto consumo de productos ultraprocesados está asociado con el incremento de masa corporal y éste con males crónicos.

En México, dijo, la obesidad, diabetes e hipertensión causan 409 mil muertes anuales, poco más del 40% del total.

Por ello, aseguró, se requiere de un etiquetado frontal de productos alimenticios que ayude a cambiar las decisiones de compra y a limitar el consumo de grasas, azúcar y sodio.

Juan Rivera, titular del Instituto Nacional de Salud Pública, señaló que en el país es necesario impulsar un etiquetado nutricional de alimentos procesados, con información transparente, clara y de advertencia, similar al que se implementó en Chile.

Durante su participación en la audiencia, Barry Popkin, experto en nutrición de la Universidad de Carolina del Norte, aseguró que los estudios demuestran que tras la introducción de etiquetas de advertencia en los productos alimenticios no hay cambio significativo en desempleo y sueldos en la industria.

Por su parte, Víctor Suárez, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura, afirmó que la población indígena es aún más vulnerable ante el etiquetado actual.

“Podríamos concluir que es un etiquetado que no sirve para informar y advertir a la población rural de los contenidos alimentarios. En el medio rural el crecimiento de la epidemia de obesidad y sobrepeso tiene una tasa superior al del medio urbano”, lamentó.

Fuente: Reforma.

comments powered by Disqus