No beber leche materna en la primera hora de vida aumenta en 33% el riesgo de morir - Alianza por la Salud Alimentaria

No beber leche materna en la primera hora de vida aumenta en 33% el riesgo de morir

  • La leche materna inmediatamente después del parto produce una gran cantidad de calostro, la “primera vacuna” del bebé.

Madre amamantando a su bebé

Oscar Balderas | 2 de agosto, 2018. Un nuevo informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) da cuenta que la lactancia materna sí es un tema de vida o muerte.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con Unicef, analizó una muestra de 130 mil recién nacidos y los dividieron en 3 grupos: aquellos que bebieron leche materna en la primera hora de vida, los que lo hicieron entre 2 y 23 horas horas después de nacer y los que lo hicieron a partir de la hora 24.

El segundo grupo resultó con 33% más probabilidades de morir que el primer grupo. Y el tercero duplicó las posibilidades de una muerte prematura que el segundo, según los resultados del estudio Capturar el momento.

Los primeros, los que sí bebieron leche materna en sus primeros 60 minutos de vida, desarrollaron un sistema inmunológico resistente a los virus más comunes que arriesgan la vida del bebé, gracias a que la leche directa de los pechos inmediatamente después del parto produce altas concentraciones de calostro, un líquido rico en nutrientes y anticuerpos que actúa como “la primera vacuna” del bebé.

“Cuando se trata de iniciar la lactancia materna es fundamental hacerlo a tiempo. En muchos países, puede llegar a ser una cuestión de vida o muerte”, asegura Henriquetta Fore, directora ejecutiva de Unicef, quien recordó que unos 78 millones de bebés no toman leche materna en la primera hora de vida.

Naciones Unidas destacó en su informe el mito de que los bebés no saben mamar desde el primer momento. Los expertos aseguran que los recién nacidos ya tienen el reflejo de succión y de tragar, y que el contacto piel con piel les ayuda a regular su temperatura corporal y permite que el cuerpo adquiera bacterias beneficiosas de la piel de la madre para protegerlo de infecciones.

El estudio también analiza por qué en 76 países hay tantos niños que no amamantan en los minutos cruciales después del nacimiento: 1) el aumento en el número de cesáreas en el mundo complica esa práctica; 2) por la idea errónea de que la leche de fórmula es tan buena como la leche materna; y 3) por el mal hábito médico de separar a los bebés de sus madres inmediatamente después de nacimiento.

“Debemos ampliar urgentemente las ayudas para las madres, ya sea por parte de miembros de la familia, trabajadores de la salud, empleados o gobiernos, de forma que puedan proporcionar a los niños el comienzo que merecen”, afirma el doctor Tedros Adhanom, director general de la OMS.

Naciones Unidas anunció que pronto iniciará una campaña que promueve reformas a los códigos de salud para alentar el contacto piel con piel entre bebé y madre y lactancia temprana, así como desalentar que se dé cualquier tipo de líquido a los bebés en los primeros días de vida si no es por razones médicas.

Fuente: https://www.huffingtonpost.com.mx/2018/08/02/no-beber-leche-materna-en-la-primera-hora-de-vida-aumenta-en-33-el-riesgo-de-morir_a_23494752/?ncid=other_huffpostre_pqylmel2bk8&utm_campaign=related_articles

comments powered by Disqus