Manifiesto por la Salud Alimentaria (síntesis) - Alianza por la Salud Alimentaria

Manifiesto por la Salud Alimentaria (síntesis)

Alianza por la Salud Alimentaria

México está sufriendo el mayor deterioro de sus hábitos alimentarios que se ha presentado en toda su historia.

El abandono radical de nuestra alimentación tradicional mesoamericana (desarrollada a lo largo de miles de años, logrando un adecuado equilibrio nutricional) y su sustitución por alimentos altamente procesados se ha convertido en la principal causa de la alta incidencia de obesidad y diabetes que sufre la población mexicana, una de las mayores del mundo.

Los daños extremos se expresan en la muerte por diabetes de alrededor de medio millón de personas en el sexenio del presidente Felipe Calderón.

En la práctica, el sistema de salud pública se encuentra colapsado, sin capacidad de respuesta a las consecuencias de esta epidemia de obesidad y diabetes.

Descarga el manifiesto completo aquí

 

La ausencia de una política integral que garantice la seguridad y soberanía alimentaria, dando espacio y apoyo a los productores locales; la permisividad para que la promoción y mercadeo de la comida chatarra y los refrescos se imponga en todo el entorno de las comunidades urbanas y rurales; la falta de regulaciones para que la información que llega a los consumidores sobre estos productos sea veraz y advierta sus riesgos; la falta de programas para dar acceso a la población a agua purificadas y la ausencia de campañas de orientación alimentaria que revaloricen los alimentos saludables y la rica y variada cocina tradicional mexicana, son algunas de las causas de éste que es el mayor problema de salud pública del país.

La estrategia desarrollada por el gobierno federal para combatir la obesidad y diabetes se ha enfocado en poner la responsabilidad sobre las decisiones individuales y no sobre los determinantes sociales que han llevado a que 7 de cada 10 adultos del país presente sobrepeso u obesidad.

Esta situación no es la suma de malas decisiones individuales, es el resultado de un entorno que produce una población obesa, de un ambiente obesigénico.

Nuestras demandas

Las asociaciones civiles, organizaciones sociales y profesionistas que suscribimos este manifiesto nos agrupamos en la Alianza por la Salud Alimentaria para demandar al poder ejecutivo y legislativo el desarrollo e implementación urgente de una política integral de combate a la epidemia de obesidad que afecta a la mayor parte de la población y que enfrente la desnutrición que impacta en un alto porcentaje de las familias más pobres, especialmente rurales e indígenas.

Con el fin de garantizar la viabilidad sanitaria y financiera de la población mexicana y del país, demandamos:

  1. Hacer obligatoria la provisión de agua potable purificada de acceso gratuito en escuelas y en espacios públicos y comerciales.
  2. Garantizar que al interior de los planteles educativos únicamente existan opciones saludables de alimentación, estructuradas en menús y no como alimentos industrializados individuales. Es necesaria la sustitución de las tiendas escolares por comedores y espacios escolares para la buena alimentación.
  3. Prohibir la publicidad y promoción de alimentos y bebidas dirigida a la infancia por todos los medios, como televisión, internet, teléfonos celulares, y en todos los espacios dedicados a la infancia, como son escuelas y centros de diversión. Exceptuando únicamente la promoción de los alimentos nutricionalmente recomendables.
  4. Establecer un etiquetado obligatorio para todos los productos alimenticios y bebidas que hayan sido procesados, indicando de manera sencilla y clara si contienen altas, medias o bajas cantidades de azúcar, grasas totales, grasas trans, grasas saturadas y sodio. Las etiquetas deben advertir el riesgo que significa el consumo habitual de productos con altos contenidos de estos ingredientes.
  5. Impulsar una campaña nacional de orientación alimentaria, masiva y permanente, que establezca claramente la distinción entre los alimentos recomendables para una alimentación saludable e informe sobre qué tipo de alimentos y bebidas no son recomendables.
  6. Incluir la fijación de impuestos a los refrescos y los alimentos chatarra para destinar estos recursos a la introducción de agua potable en bebederos en todo el país, de manera especial en las escuelas y las comunidades más pobres; así como para enfrentar los costos asociados al tratamiento de los padecimientos derivados del sobrepeso y la obesidad.
  7. Garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria, priorizando el fomento productivo en las pequeñas y medianas unidades de producción rural, y asegurando la producción sustentable y diversificada de alimentos suficientes y de calidad, así como su disponibilidad, para el conjunto de la población nacional. Es indispensable además, que la alimentación de las y los mexicanos sea congruente con nuestra tradición cultural.
  8. Difundir los beneficios de la lactancia materna y obligar a las empresas a respetar los acuerdos internacionales que limitan la oferta y publicidad de sus sustitutos, estableciendo: “la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses a libre demanda, introducción de los alimentos complementarios, y continuar con la lactancia materna”.

La Alianza por la Salud Alimentaria se enfoca en promover una serie de políticas que garanticen la transformación del entorno obesigénico en que vivimos a un entorno saludable, sin embargo, consideramos necesario manifestar nuestro rechazo a la introducción de maíz transgénico en nuestras tierras y en nuestra alimentación, tanto por los riesgos que esto representa para la nuestra soberanía alimentaria como para nuestra salud.

Los derechos de la infancia, el derecho a la salud y a una alimentación suficiente y saludable están consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y es obligación del Estado garantizarlas. La reciente modificación al artículo 4 de nuestra Carta Magna establece que: “En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio de interés superior del niño garantizando de manera plena sus derechos[…] Este principio guiará el diseño, la ejecución, el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez”.

La epidemia de sobrepeso y obesidad es consecuencia de una ausencia de políticas públicas: en los hechos, el Estado ha violado estos derechos por omisión.

Para que el país sea viable con una población sana y sin poner en crisis las finanzas públicas y familiares se requiere de políticas y regulaciones que pongan el interés de la población por encima de los intereses de las corporaciones procesadoras de alimentos y bebidas.

Alianza por la Salud Alimentaria

Organizaciones civiles y sociales
AlConsumidor, Asociación de Consumidores Orgánicos, Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), Blue Planet Project, Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos y Defensoría del Derecho a la Salud (CCESC-DDS Chiapas), Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, Centro de Orientación Alimentaria (COA Nutrición), Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA), Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (Conoc), ContraPESO, El Barzón, El Poder del Consumidor, FAN México (Red de Acción por el Agua, México), Foodfirst Information and Action Network (FIAN Internacional, sección México), Food and Water Watch, Fundación Interamericana del Corazón, Fundación Mídete, Greenpeace México, Grupo de Estudios Ambientales (GEA), Grupo de Enlace para la Promoción del Amaranto en México (GEPAM), The Hunger Project México, International Baby Food Action Network (IBFAN México), Observatorio Universitario en Seguridad Alimentaria y Nutricional del Estado de Guanajuato (OUSANEG), Oxfam México, Proyecto AliMente, Puente a la Salud Comunitaria, Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Semillas de Vida, Sin Maíz No Hay País, Slow Food, Unión de Productores y Comerciantes de Hortalizas de la Central de Abasto de la Ciudad de México (UPCH – Ceda), Vía Orgánica.

Investigadores y académicos
Dr. Abelardo Ávila Curiel – Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ); Mtro. Antonio Muñóz Bernal – Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ); Dr. Armando Bartra – Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X); Mtra. Cristina Barros – Investigadora en cocina tradicional mexicana; Mtro. Gabriel Medrano – Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ); Mtro. Hazael Rivera Pedroza – Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (ENM-UNAM); Dr. Javier Cabada Seañez – Universidad Mexicana del Norte (UMN); Dr. Javier Magaña – Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS); Mtro. Jorge Wagner – Mimo y actor independiente; Dr. José Alberto Rivera – Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X); Mtra. Julieta Valle Esquivel – Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH); Mtra. Leticia Cervantes – Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X); Dr. Luis Aguilar Cobos – Neurorecovery Center EDELFO; Dr. Luis Enrique Gutiérrez Millán – Universidad Autónoma de Sonora (UNSON); Marco Buenrostro – Investigador Gastronómico Independiente; Mtro. Marcos R. López – Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (ENTS-UNAM); Bióloga María de Jesús Ordónez – Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (UNAM Cuernavaca); Lic. Nut. Mayra Cordero – Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ); Mtra. Monserrat González – Escuela Nacional de Trabajo Social Universidad Nacional Autónoma de México (ENTS-UNAM); Mtro. Paulo Orozco Hernández – Universidad de Guadalajara (UdeG) / Universidad Jesuita de Guadalajara (ITESO); Dra. Rosario Román – Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD); Dr. Víctor Ríos Cortázar – Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X).

 

Descarga el manifiesto completo aquí

 


 

¡Actúa ya! y suma tu nombre a este manifiesto

Correo electrónico:

Nombre:

Estado:

País:

Tus datos permanecen confidenciales y no se comparten con nadie.