Los mexicanos consideran a la obesidad un grave problema y apoyan medidas regulatorias para enfrentarla - Alianza por la Salud Alimentaria

Los mexicanos consideran a la obesidad un grave problema y apoyan medidas regulatorias para enfrentarla

  • 1ª entrega de resultados de la ‘Encuesta Nacional sobre Obesidad’.
  • 83% de la población considera que la obesidad es un problema muy grave y 81% está de acuerdo en prohibir la venta de comida chatarra en las escuelas.
  • 85% en que se instalen bebederos de agua en las escuelas y en que se establezca un etiquetado en los productos usando el semáforo para advertir que tan saludable o no es un producto.
  • 81% en que se prohíba la publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia y 77% en que se prohíba el uso de juguetes y promociones para la venta de alimentos no saludables a los niños.

Encuesta
 

México, D.F. 22 de agosto, 2013. La 1ª entrega de resultados de la ‘Encuesta Nacional sobre Obesidad’ realizada por la Alianza por la Salud Alimentaria a nivel nacional arrojó que el 83% de la población considera que la obesidad es un problema muy grave; 81% está de acuerdo en prohibir la venta de comida chatarra en las escuelas; 85% en que se instalen bebederos de agua en las escuelas y en que se establezca un etiquetado en los productos usando el semáforo para advertir que tan saludable o no es un producto; 81% en que se prohíba la publicidad de comida chatarra dirigida a la infancia y 77% en que se prohíba el uso de juguetes y promociones para la venta de alimentos no saludables a los niños.

La Encuesta solicitó información sobre peso y talla a cada uno de los encuestado y a partir del cruce de esta información con la de, si consideraban que estaban en el peso recomendado o tenían sobrepeso u obesidad, se encontró que de las personas que presentan obesidad sólo el 11% reconoce padecerla, y de las personas que presentan sobrepeso el 49% consideran están en peso normal. De todos los encuestados sólo el 17% declararon haber sido diagnosticados con sobrepeso u obesidad, lo cual expone la falta de atención médica generalizada.

La población mexicana reconoce la obesidad como un problema muy grave y en la encuesta el 90% señala que el sobrepeso representa un riesgo para la salud. El 94% señala que la obesidad aumenta el riesgo de diabetes, el 92% que aumenta el riego de hipertensión, el 90% de enfermedades del corazón y el 64% de cáncer.

“A pesar del reconocimiento de la gravedad de la obesidad en nuestro país y de los riesgos que representa para la salud, el 89% que padece obesidad no reconoce sufrir esta situación, al igual que 49% de los que sufren sobrepeso. Es evidente que hay una falta de consciencia de la situación personal que se traduce en falta de cuidado y de búsqueda de orientación profesional para enfrentar el sobrepeso y la obesidad entre la población mexicana”, señaló Luis Manuel Encarnación Cruz de la organización Contrapeso.

Apoyo a medidas regulatorias

Alimentos en escuelas. La mayoría de la población, el 81%, manifiesta su acuerdo en prohibir la venta de comida chatarra en las escuelas considerando que esta medida disminuiría el consumo de estos productos por parte de los escolares.

El 85% está de acuerdo en que se instalen bebederos de agua en las escuelas señalando el 48% que en la escuela de sus hijos no hay acceso a bebederos o agua de garrafón.

El 77% señaló que en la escuela de sus hijos se permite la venta de comida chatarra como refrescos, papas fritas y golosinas, el 38% señaló que hay publicidad de estos productos al interior de la escuela y el 46% indicó que esta publicidad es de refrescos.

Publicidad de alimentos dirigida a la infancia. El 81% está de acuerdo en que se prohíba la publicidad de alimentos chatarra en los programas y canales infantiles.

Por su parte, el 77% manifestó estar de acuerdo en que se prohíba el uso de regalos, juguetes y promociones que se ofrecen en los alimentos no saludables para niños, con el objetivo de evitar que influyan en decisiones de compra no saludables.

El 87% considera que el uso de personajes infantiles en la publicidad de alimentos influye en lo que compran los niños.

“Lo que nos refleja la encuesta de percepción, es que el gobierno mexicano sigue incumpliendo con los derechos a la salud de la infancia, establecido tanto en los tratados internacionales como en nuestra constitución y en la Ley General de Salud, pues la propia población reconoce que dentro de las escuelas de sus hijos se sigue vendiendo comida chatarra y la mitad de la población entrevistada refiere que no hay bebederos en las escuelas, lo que en junto con la publicidad dentro de los mismos planteles fomenta inminentemente en la niñez y la adolescencia el consumo al refresco. Debemos de recordar que esta publicidad también viola el derecho a la información de nuestras niñas y niños, pues como el 86% de los encuestados reconocen que la publicidad impacta de forma directa en lo que consumen los hijos”, declaró Alma Meneses del área de Legislación y Políticas Públicas de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).

Etiquetado en los productos. El 78% de los encuestados estuvieron de acuerdo en que se modificara el etiquetado de los productos para que fuera más comprensible.

El 87% estuvieron de acuerdo en que se estableciera un etiquetado con el semáforo para que a través de sus colores se identificara que tan saludable es un producto.

El 49% considera que el etiquetado actual es poco o nada comprensible.

Ley general contra la obesidad. Por último, el 85% de los encuestados en esta muestra representativa a escala nacional declararon apoyar la creación de una ley general contra la obesidad que contenga una estrategia integral de prevención de la obesidad con regulaciones de alimentos y bebidas en las escuelas, de la publicidad de alimentos y bebidas en las escuelas y el desarrollo de un etiquetado eficiente que permita identificar que tan saludable es un producto.

“La población mexicana considera que los etiquetados de los productos no le ayudan a realizar elecciones saludables, que la publicidad que se dirige a los niños los engaña y promueve alimentos y bebidas no saludables, que los alimentos en las escuelas tampoco son saludables y que un gran porcentaje de los niños no tienen acceso a agua para beber. La población mexicana está de acuerdo en que se tomen medidas para regular el etiquetado, la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia, los alimentos en las escuelas y demanda bebederos de agua para sus hijos. Las empresas han elaborado etiquetados engañosos, han establecido autorregulaciones de la publicidad que dirigen a los niños que les permiten continuar con el engaño y la manipulación de la infancia. La población está de acuerdo en que el gobierno debe intervenir, regular y modificar las condiciones que les permitan realizar elecciones saludables, que no induzcan a los niños al consumo de comida chatarra y que garanticen alimentos saludables y el acceso agua potable en las escuelas. Lo que venimos señalando es que esto no lo podrá hacer el gobierno en colaboración con las empresas” señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Metodología de la encuesta: 1,500 entrevistas cara a cara en vivienda con representatividad nacional, levantada entre el 19 y el 23 de julio de 2013, con un diseño bietápico estratificado y con un error de estimación absoluto teórico de +/-2.53%. La Encuesta fue realizada por Dinamia.*

Descargar 1ª entrega de resultados ‘Encuesta Nacional sobre Obesidad’ (julio, 2013) aquí

 
____________________________

* Consultoría especializada en la investigación social cualitativa y cuantitativa en temas gubernamentales, políticas públicas, productos de consumo y mercados. Miembros activos de la World Association for Market, Social and Opinion Research desde 2012 (ESOMAR).

comments powered by Disqus